martes, 1 de enero de 2013

dejeuner du matin



Echó café En la taza Echó leche En la taza de café Echó azúcar En el café con leche Con la cucharilla Lo revolvió Bebió el café con leche Dejó la taza Sin hablarme Encendió un cigarrillo Hizo anillos De humo Volvió la ceniza En el cenicero Sin hablarme Sin mirarme Se puso de pie Se puso El sombrero Se puso El impermeable Porque llovía Y se marchó Bajo la lluvia Sin decir palabra Sin mirarme Y me cubrí La cara con las manos Y lloré.

Jacques Prévert



8 comentarios:

  1. Frágiles y delicadas manos... Qué tengas una buena entrada de año! :)

    ResponderEliminar
  2. los gatos azules no toman café con leche.
    feliz año nuevo.
    pide un deseo.

    ResponderEliminar
  3. Mis desayunos son aún más tristes. Y no tengo sombrero que ponerme.

    Me ha gustado. La imagen también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charly,gracias por haber venido con esta lluvia.

      Eliminar
  4. ¿Qué es la vida? pregunté una torrida tarde de verano. Un terrón de azúcar en una taza de café, me respondió una voz. Luego las gaviotas extendieron sus alas y se lanzaron al cielo abierto entre un mar de risas. El eco vacío, inmenso, de la soledad y sus chillidos silenciosos.
    Vuelvo al negro norte, el de los inviernos perpétuos.
    Tu blog un remanso de calidez.
    Besos

    ResponderEliminar